domingo, 2 de octubre de 2011

Mi amada Amelia

Mi amada Amelia

Aunque quiera olvidarte, estas en miente,
tu recuerdo vive en mi.

Tu ya no estas aquí, y a pesar del vacío existencial
tu alma habita en cada rincón de nuestro hogar.

Tantos años unidos, los aniversarios mas felices 
pasamos juntos, siempre una sorpresa distinta
estando a tu lado.

Las puestas de sol, las tardes de verano,
las caminatas por el campo, esos tiempos de juventud
que piensas que serán interminables...
Creyéndonos invencibles...
¿Que pasó con el juntos por siempre?

No se supone que debiera ser así, 
no es lo convencional...

Mi querida Amelia, tu partida fue tan dolora... Sufriste tantos males, pero ninguno te vencía...
 Quien diría que morirías de amor... A pesar que di todo de mi, el daño que nuestra pequeña Isabel 
hizo te hundió en ese hoyo negro en el que ahora duermes eternamente.

Mi Amelia, no sabes como están las cosas aquí, o tal vez si...
Isabel no esta bien, desde tu muerte, ella ha dejado de amar... Llora hasta el cansancio, se culpa de lo 
que paso... y como no... pero no te preocupes... nunca me he atrevido a incriminarla.

Solo es una joven, los jóvenes dicen cosas sin pensarlas, hieren a la gente...
y en tu caso, matan.

Por favor mi amada Amelia, donde quiera que estés en este momento,
dale consuelo a nuestra hija, que se arrepiente de sus palabras,
que convertidas en puñales, te hirieron y fuiste desangrando poco a poco.

Perdona su odio, perdona su dolor, perdona mi incapacidad de
salir adelante sin ti, y mi desdicha, perdona el rencor que siento en mi alma
por alguien de mi sangre, y por favor, perdona no haber esta presente en tu muerte.

Me duele pensar que es tus últimos momentos, en los que pudiste tener miedo no
estuve ahí para tomar tu mano, y decir que todo estaría bien, que yo siempre
estaría contigo para toda la eternidad sin importar que.

Me duele saber que no estas, que no leerás esta carta sin sentido
que ha hecho un pobre viejo que vive de remordimientos y rencor.
Me duele el no poder olvidarte, me duele extrañarte, me duele recordarte...

Me duele seguir amándote después de tanto tiempo, aún después
de que hayas muerto...

Te amaré toda la eternidad...
Siempre tuyo, Alberto.




Surgió en un rato libre, espero y lo hayan disfrutado...
Muchas gracias por leerme, saludos!! 





Reacciones:

13 comentarios:

  1. Suena precioso, ¿lo has escrito tú? ¡Enhorabuena por el trabajo! ^^

    Muchos besitos de café ♥

    Mocca

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado leerte. ¡Felicidades!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. La inspiración en tus ratos libres te sienta muy bien, y esto que escribiste es prueba de ello ^^

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  4. Muy bello poema me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
  5. Es precioso! Lo escribiste vos? Excelente!! y bienvenida de nuevo!! =)

    ResponderEliminar
  6. Ha sido muy bueno, aunque el nombre me ha traído un poco de malos recuerdos...
    Pero de verdad ha sido genial.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Es muy, muy bonito. Despide sensibilidad por los cuatro costados.
    Gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  8. hola de nuevo
    wow te quedo genial, me agrada tu inspiración en tiempos libres

    ResponderEliminar
  9. Me a encantado!
    Felicidades!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Oh me ha encantado, es tan emotivo, ahi veces que los hijos lastimamos a nuestros padres con nuestras palabras.

    Me encanto, escribes super bien.

    Un besote nena

    ResponderEliminar
  11. Tienes una dedicatoria d emi parte :D
    http://apuestoportimifantasiaaldespegar.blogspot.com/2011/11/gracias-por-seguir-la-historia.html

    ResponderEliminar